Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Si continúas navegando por nuestra web estarás aceptando el uso de cookies en las condiciones descritas en nuestra política de privacidad.
OK, Acepto

Qué ver en Múnich con niños

Múnich es un destino que siempre sorprende a nuestras familias fabulistas por su historia y su fascinante vida cultural. La capital bávara nunca defrauda.

calendario Ene. 17, 2019
comentario 0 comentarios

 

Múnich es un destino que siempre sorprende a nuestras familias fabulistas por su historia y su fascinante vida cultural. La capital bávara nunca defrauda ya que oferta una gran cantidad de actividades aptas para niños y mayores.

 

La ciudad, que se puede recorrer cómodamente a pie, cautivará a los más jóvenes con los siguientes lugares:

 

  • Plaza Marienplatz, una plaza de cuento en la que sobre todo les llamará la atención el carrillón (Glokenspiel) situado en la torre del Nuevo Ayuntamiento. Es uno de los lugares turísticos más importantes de Múnich, ya que tres veces al día representa cuentos sobre la historia de la ciudad sirviéndose de un total de 43 campanas y 32 figuras diferentes. El primer pase es las 11 de la mañana, el segundo a mediodía y en verano, hay un tercero a las cinco de la tarde.

 

 

 

 

  • La torre Neues Rathaus del Nuevo Ayuntamiento (a la que se accede en ascensor) o el mirador de la iglesia de San Pedro (a la que se llega después de subir 306 escalones) son dos lugares emblemáticos desde los que observar el casco antiguo, e incluso, en días despejados, hasta los Alpes.

 



  • Viktualienmarkt, un mercado al aire libre, lugar de eventos y destino obligatorio para los más gourmets. Además, es un lugar de visita obligatoria si lo que se quiere es mezclarse con los residentes en la ciudad y empaparse de su cultura.

 



  • La iglesia de Frauenkirche, llama la atención de los visitantes por sus dos torres que sobresalen contra las nubes. De hecho, es uno de los edificios de piedra arenisca más altos del mundo y tiene la mayor cúpula de piedra al norte de los Alpes. Otro aspecto llamativo de la misma es la leyenda que protagoniza y es que se dice que el mismo diablo dejó su propia huella en la entrada principal de la iglesia.

 

 

 

  • El Jardín del Inglés es el parque urbano más grande del mundo, ya que su tamaño equivale al de 640 campos de fútbol. De visita obligatorio, la cervecería Biergarten situada, al aire libre, bajo una pagoda china de madera, de más de 25 metros de altura. Es la segunda más grande de Múnich, con unos 7.000 asientos aproximadamente. Aunque es un sitio más enfocado a adultos, los pequeños de la casa también podrán pasarlo bien en su bonito parque infantil y en su histórico carrusel (abierto de abril a octubre).

 

 

 



  • El Deutsche Museum, uno de los museos de ciencia y tecnología más grandes y tradicionales del mundo y que permite a grandes y pequeños saciar su sed de conocimiento al poder escuchar, ver, tocar, probar y experimentar. Vamos, ¡toda una experiencia!

 

 

 

Por otra parte, si la visita a Múnich se realiza entre el 20 de abril y el 12 de mayo, no se puede dejar de acudir al Frühlingsfest (Festival de Primavera), también conocido coloquialmente como el hermano pequeño del Oktoberfest. Situado en Theresienwiese, cuenta con más de cien atracciones para todas las edades y dos grandes cervecerías, Bayernland y Hippodrom.

 

 

 

Muchas cosas que ver y no son todas, porque lo cierto es que la capital de Baviera tiene mucho que ofrecer a nuestras familias fabulistas.

 

 

Y por todo esto es por lo que Múnich está incluido dentro de nuestro catálogo de destinos familiares, pero nunca va sólo. ¡Atent@s!

 

Para las familias que además de ir a Múnich quieran conocer un emplazamiento mágico como el castillo en el que se basó Walt Disney para diseñar el de la Bella Durmiente, tenemos nuestro viaje a Múnich y Neuschwanstein.

 

 

 

Si bien, hay familias que entre sus integrantes tienen algún miembro fan del universo Lego, para ellas hemos diseñado especialmente nuestro viaje a Múnich y Legoland.

 

 

Para las familias que se hayan visto identificadas en los dos párrafos anteriores, tenemos la combinación perfecta en nuestro viaje a Múnich, Legoland y Neuschwanstein.

 

Y por último, disponemos de la versión más completa, con ocho días de duración y que incluye todo lo anteriormente mencionado más un destino obligatorio para los amantes de la naturaleza, la Selva Negra.

 

 

 

Posts relacionados

La SchwarzwaldCard, la tarjeta de la Selva Negra (Alemania)

Jun. 16, 2017
Mercedes Villar
0 comentarios
...

Salzkammergut, la región austríaca de los lagos (I)

Jun. 29, 2017
Mercedes Villar
0 comentarios
...

Comentarios (0)

Tienes que iniciar sesión para poder comentar!