Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Si continúas navegando por nuestra web estarás aceptando el uso de cookies en las condiciones descritas en nuestra política de privacidad.
OK, Acepto

Flandes en Nochevieja con niños

Son muchas las familias fabulistas que están buscando un destino mágico en el que pasar la Nochevieja y la región de Flandes se convierte en la opción ideal, ya que la última noche del año allí es todo un espectáculo de luces, música, y magia navideña.

calendario Nov. 28, 2018
comentario 0 comentarios

 

Son muchas las familias fabulistas que están buscando un destino mágico en el que pasar la Nochevieja y la región de Flandes se convierte en la opción ideal, ya que la última noche del año allí es todo un espectáculo de luces, música, y magia navideña.

 

Los belgas celebran esta festividad cenando entre amigos o familiares, como nosotros, pero a medianoche, es cuando viene la novedad, ya que además de intercambiar buenos deseos para el año, se dan tres besos en las mejillas. Sí, sí, habéis leído bien ¡dónde caben dos, caben tres!

 

Otra tradición típica en Flandes es que los niños lean, para sus abuelos o padrinos, una carta de año nuevo con buenos deseos, escrita, a menudo, en forma de poema y a cambio, reciben dinero (aguinaldos).

 

Si queréis descubrir muchas más cosas de las tradiciones navideñas belgas sólo tenéis que dejaros guiar por el itinerario que os hemos diseñados desde Fabulist Travel en nuestro viaje a Bruselas, Brujas y Gante en Navidad. ¡Atentos!

 

Día 1: Coche de alquiler - Bruselas

 

Vuestro fabuloso viaje comenzará cuando aterricéis en el aeropuerto correspondiente, nada más llegar podréis recoger vuestro coche de alquiler, con seguro a todo riesgo y comenzar la ruta hacia vuestro alojamiento, situado en el centro de Bruselas y a continuación podréis hacer el check-in.

 

Por la tarde, si vuestro avión ha llegado pronto y aún os quedan fuerzas, os recomendamos visitar la preciosa ciudad de Amberes y su mercadillo navideño, situada a una hora en coche de vuestro alojamiento.

 

 

 

Día 2: Brujas - Museo del chocolate - Mercadillo Navideño

 

Brujas es considerada la ciudad medieval mejor conservada de Europa, maravillosa con sus canales, y a la que por algo llaman la “Venecia del norte”. Por la mañana podréis visitar su impresionante museo del chocolate. Los peques fliparán con las esculturas de personajes animados ¡hechos de chocolate!

 

Por la tarde/noche os recomendamos visitar su mercadillo navideño, situado en las plazas de Grote Markt y Simon Stevinplein. Podréis encontrar luces, regalos, artesanía y muchas tiendas donde poder disfrutar de un buen chocolate caliente.

  

 

 

Día 3: Gante - Visita al castillo - Mercadillo Navideño

 

Si Brujas ya os había sorprendido, Gante no os defraudará. Por la mañana podréis jugar a príncipes y princesas en el hermoso castillo de los condes de Gante. En Navidad el castillo se adornará de forma especial y adquirirá sus tonos más invernales. En él podréis asistir a un auténtico cuento de hadas, tomar una bebida calentita e incluso asistir a algún concierto o representación.

 

Por la tarde/noche os recomendamos visitar su mercadillo navideño, donde también encontraréis una impresionante pista de hielo.

 

 

 

Día 4: Bruselas - Parque Mini-Europa - Mercadillo Navideño

 

¿Preparados para convertiros en gigantes? Por la mañana podréis visitar el parque de Mini-Europa y viajar por toda el continente sólo dando un paseo. Además, justo al lado del parque encontraréis el Atomium, dónde podréis saltar para haceros la típica foto de recuerdo.

 

Por la tarde/noche os recomendamos visitar el mercadillo navideño y su impresionante noria. El mercadillo de Navidad se extiende entre la Grand- Place y la Place Sainte-Catherine, durante dos kilómetros a lo largo de los cuales se distribuyen más de 200 casetas cubiertas donde se pueden degustar dulces y postres típicos, salchichas, cerveza y el vino caliente con canela.

 

  

 

Día 5: Vuelta a casa

 

Por la mañana, si vuestro avión no sale muy pronto, os recomendamos visitar alguna de las preciosas ciudades de Malinas o Lovaina, situadas a 30 minutos en coche de vuestro alojamiento. Más tarde, dejaréis el coche de alquiler en el aeropuerto para poner rumbo a casa.

  

 

El itinerario es perfecto, pero ¿cómo podemos celebrar la última noche del año en Flandes? Pues a continuación os dejamos con algunas recomendaciones.

 

Nochevieja en Bruselas

 

Sin duda, la capital belga es uno de los mejores lugares para disfrutar de la Nochevieja. Para empezar la noche, lo ideal es cenar en uno de los miles de restaurantes y hoteles en los que podemos encontrar diferentes menús especiales para este día tan especial. Uno de los más conocidos para pasar la velada es el Chez Leon.

 

Algo curioso para nosotros, los españoles, es que no se toman las uvas, con lo que las cenas no paran a las 12 y sintonizan con algún carrillón. Lo más probable es que a las doce ya hayáis cenado y es entonces cuando os podéis acercar a la Grand Place para vivir el cambio de año y si sois de respetar tradiciones, podéis llevaros las uvas y coméroslas allí 😉.

 

Y si lo vuestro son los fuegos artificiales, no os podéis perder el espectacular castillo que se disparará en la zona de Mons de Arts. ¡Impresionante!

 

 

 Fin de año en Brujas

 

En Brujas encontraréis una Nochevieja realmente mágica, sin dejar atrás su característica estampa medieval. Si decidís pasar el día 31 en esta ciudad, veréis que hay cosas que, efectivamente, es imposible narrar ni siquiera describir. Tras las cenas de fin de año, la gente de Brujas acude a la Grote Markt.

 

Aquí empieza la música antes de que empiece el nuevo año. Brujas deja marchar cada año en medio de una sensacional espectáculo de campanas, que os teletransportará a aquellas nocheviejas medievales, en las que la gente se reunía en esta misma plaza, sobre estos mismos adoquines. ¡Un fin de año impactante!

 

 

Despedir el año en Gante

 

Gante es una ciudad medieval por excelencia y la cita de fin de año es casi, casi, igual que la ciudad, ¡alucinante! Os recomendamos cenar en alguno de los restaurantes que dan a los canales: Belga Queen, Brasserie Oude Vismijn, Neuf Mille o el Amadeus, que siempre mantiene su barra libre de costillas, ¡mmmm deliciosas!

 

La cita ineludible en Gante una vez se acaba la cena, es en Portus Ganda dónde podréis disfrutar de un espectáculo de fuegos artificiales. Así se viste Gante esta noche, como lo haría una novia radiante: con algo nuevo, el año 2019, con algo viejo, sus canales, con algo azul, sus reflejos en el agua.

 

En este caso tampoco hay uvas, no es la tradición, si bien es cierto que hay quien se lleva las lleva y nada impide que se las coma 😉.

 

 

Posts relacionados

Holanda en invierno

Ago. 22, 2018
Ruth López
0 comentarios
...

Mercadillos navideños fabulosos

Oct. 25, 2018
Ruth López
0 comentarios
...

Comentarios (0)

Tienes que iniciar sesión para poder comentar!