Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Si continúas navegando por nuestra web estarás aceptando el uso de cookies en las condiciones descritas en nuestra política de privacidad.
OK, Acepto

Hacer la maleta para viajar con niños

Una de las tareas más engorrosas al enfrentarse a la planificación de un viaje, es la de hacer la maleta, más si cabe si la hacemos viajando con niños.

calendario Mayo 26, 2017
comentario 0 comentarios

Una de las tareas más engorrosas a la hora de enfrentarse a la planificación de un viaje, es la de hacer la maleta. Se nos plantean dudas cómo qué llevar y cuánto, y además como no sabemos exactamente qué nos pondremos, siempre llenamos la maleta hasta los topes, con cosas que nunca llegamos a usar durante el viaje pero con las que viajamos igualmente “por si acaso”. Además viajamos en avión, las limitaciones suben: Si llevamos una maleta grande, tendremos que facturar, con el consiguiente aumento de precio en el billete, pero si llevamos equipaje de mano, el tamaño de la maleta es muy reducido (dependiendo de la areolínea): Actualmente, las medidas más comunes son 55 x 40 x 20 centímetros, mientras que los 10 kilos de peso máximo también es el límite más habitual. Esto quiere decir que el simple hecho de hacer la maleta, puede convertirse en un auténtico dolor de cabeza.

 

Y ¿Qué ocurre cuando viajamos en familia y tenemos que hacer la maleta para los niños? Pues que la dificultad de esta tarea se multiplica. Hay que tener bastante experiencia en viajes con niños para conseguir optimizar la efectividad de lo que llevamos en la maleta. Por eso, queremos dar algunos consejos para que todo sea más sencillo, no llevemos cosas de más y tampoco echemos nada en falta, que es el gran miedo a la hora de hacer la maleta para los peques.

Lo primero a tener en cuenta en los viajes familiares es que lo mejor es tenerlo todo planificado. Hay que pensar en quién se va, cuántos días y saber más o menos la temperatura que hará en el destino al que nos dirigimos.

 

En realidad, el truco de todo esto es tener en mente que hay que llevar solamente lo necesario, y que los “por si acaso” no caben en la maleta, si no, tendremos que acarrear con un peso innecesario y sumamente incómodo.

 

Algunos tips:

 

  • Hacer una lista de lo que consideramos necesario e imprescindible. Plantearse bien si cada uno de los items que ponemos en la lista vamos a utilizarlo realmente o no.
  • Organizar la ropa de los niños en conjuntos. Llevar partes y arriba y partes de abajo que combinen entre sí para tener el mayor número de conjuntos con la menor cantidad de ropa. En el caso de niños pequeños o bebés, añadir unas cuántas mudas de más.
  • Minimizar los complementos, como zapatos, gorros, bufandas, cinturones, etc.
  • No llenar a tope la maleta. Normalmente siempre compramos algo en el viaje, y tenemos que dejar un poco de espacio.
  • Repetimos la regla de oro: Nada de “por si acaso”, solo lo imprescindible.
  • Es mejor compartir maleta para llevar el menor número posible de bultos a acarrear. Hay que pensar que hay que ocupan un espacio valioso y un peso considerable en ocasiones.
  • Llevar los zapatos y la ropa sucia en bolsas aparte.

 

A continuación, os dejamos un vídeo que resume lo que os hemos explicado en este post.

Esperamos que os haya servido de ayuda este post ¿Vosotros qué opináis? ¿Se nos ha olvidado algún consejo que consideráis importante? Ponednos los vuestros en los comentarios.  

Posts relacionados

Viajar en tren con un bebé

Mayo 22, 2017
anaolmos
0 comentarios
...

Cosas que hacer gratis en Londres con niños

Jun. 23, 2017
Mercedes Villar
0 comentarios
...

La SchwarzwaldCard, la tarjeta de la Selva Negra (Alemania)

Jun. 16, 2017
Mercedes Villar
0 comentarios
...

Comentarios (0)

Tienes que iniciar sesión para poder comentar!